fbpx
MONICA@LIFEFULLOFGOODNESS.COM

Todos hemos escuchado un  grito desesperado para desconectarnos de los aparatos electrónicos. Un amigo te sugiere: “Tómate unas vacaciones del wifi”, o escuchamos un “Desintoxícate  de los electrónicos”. “Desconéctate” nos piden. Esas sugerencias suenan muy atractivas, pero en la práctica son muy difíciles de llevar a cabo .

Por ejemplo, yo he tenido el objetivo de despertar, meditar y practicar yoga. Pero con toda honestidad lo que acaba sucediendo  es que despierto y prendo mi teléfono antes de hacer cualquier otra cosa.

Está claro a nivel personal que debemos  desconectarnos de la tecnología para poder reconectar con uno mismo y con otros. Es por eso que hice una lista de recordatorios que necesito revisar seguido, de hecho muy seguido, porque de pronto me doy cuenta que por estar conectada con la realidad que está lejos, me desconecto de la realidad que está cerca.  

Les comparto la lista que uso para combatir mis malos hábitos:

1. Poner mi atención completa y estar presente sólo con la persona que tengo en frente a mí. El email, el mensaje de WhatsApp o el meme simpático que personas a kilómetros de distancia compartieron, siempre pueden esperar.

2. Cuando tengo un momento libre, evito abrir en automático cualquier aplicación de social media. Lo que hago para recordar, es que de vez en cuando, cambio la ubicación de la aplicación en mi teléfono.

3. Re-descubrir el gozo que traen los momentos libres de actividad, usando cada uno de mis sentidos para disfrutar sin distracción los pequeños regalos de la vida (los sabores, olores, sonidos).

4. Asignar un tiempo limitado y una razón específica para navegar en internet, de esta forma evito horas desperdiciadas, distraídas y sin sentido.

5. Recordar la diferencia entre la realidad y la realidad virtual. Muchas veces me siento afectada negativamente por el cúmulo de información que recibo. Sin embargo hay situaciones que están fuera de nuestro control e influencia por lo que debo enfocarme en problemas y gente donde puedo hacer la diferencia y permitirme disfrutar mi propia realidad con sus altas y bajas.

6. Estar en control de la información que llega a mis electrónicos. En estos días estamos saturados de información y la mayoría es de mala calidad. Lo que he hecho es escoger detenidamente las fuentes de información que permito me lleguen, así como los temas y hasta los amigos en redes sociales. Constantemente cancelo suscripciones e  emails que no he solicitado.

Cada día agrego acciones a esta lista, no quiero perderme el simple y maravilloso placer de estar en el mundo real. Tomar una taza de té, platicar con amigos cara a cara, crear arte, caminar en la naturaleza, acariciar a mi perro, cocinar, abrazar sin prisas a mi familia.

Cualquier cosa que encuentres en tus electrónicos, va a estar ahí siempre. Las personas a tu alrededor no. ¡Así que a desconectar los aparatos y reconectar con la vida!

Written by Monica Kerik