fbpx

¡Claro que estamos interesados en mejorar nuestro hogar! Sólo que cuando pensamos en arreglarlo, pensamos en un pequeño lugar, pintura fresca, quizás un tapete nuevo o una mesita de lado. A todos nos encanta decorar el lugar donde vivimos. Sólo que olvidamos que nuestro hogar no sólo se refiere a nuestra casa, sino a nuestro planeta Tierra y nuestra familia no sólo son aquellos con los que compartimos nuestro techo, sino cualquier ser vivo.

¿Qué tal si usáramos el mismo entusiasmo, creatividad e intención de hacer mejoras a nuestra casa, en nuestro planeta?

Cuando pensamos que el mundo es nuestro hogar, podemos sentirnos diminutos y abrumados. Pero para mejorarlo, no se necesitan cambios grandes y difíciles. Las acciones pequeñas hacen una diferencia. Dar un cumplido a un extraño, recoger basura, detener la puerta a alguien, plantar un árbol, todo contribuye a  que tu rincón personal en el mundo sea mejor.

En este trabajo como renovadores y decoradores de nuestra casa, podemos decidir qué construir, reparar, tirar y cambiar. Diseñemos maneras de conectar a aquellos que viven bajo el mismo techo con compasión y entendimiento.

Escrito por Monica Kerik