fbpx

Así como “somos lo que comemos”, también somos lo que pensamos.

Todos tenemos momentos de pensamientos y creencias negativas basadas y creadas en experiencias y situaciones del pasado. Muchas veces decidimos darle vueltas y vueltas al asunto, creando un círculo vicioso: pensamiento negativo, sentimientos debilitadores, rechazo y depresión. Otras veces escogemos escapar de esos sentimientos por medio de malos hábitos y excesos.

Lo que hacemos menos seguido es concientizarnos de esos pensamientos y tomar responsabilidad de ellos.

Dicen que donde pones tu atención, crece. Lo que quiero decir es que en la medida en la que te enfocas en eventos negativos del pasado o permites que tu ansiedad crezca al respecto de lo que te depara el futuro, de la misma manera pierdes la oportunidad de ver lo positivo que trae el presente.

Entonces, cómo podemos multiplicar los pensamientos positivos, esos que nos llenan de confianza y fuerza para enfrentar el futuro de manera responsable, en lugar de reaccionar con acciones que buscan protegernos sólo por el momento.

1. Concientízate de tus pensamientos. Durante el día, observa tus pensamientos. Checa si es que están en el pasado, en el futuro o en el presente.

2. Ten presente cuáles son los hábitos que tienes al pensar y reconoce tus patrones personales. Haz un esfuerzo de buscar lo positivo en cada pensamiento y cada situación.

3. Si te encuentras de pronto en medio de pensamientos negativos, toma la decisión de redirigirlos hacia el lado positivo. Esta simple acción parece fácil, pero requiere practicarla constantemente para condicionar la mente a responder automáticamente al lado positivo de la vida.

4. Busca cuál es tu manera favorita de registrar diariamente lo positivo en tu vida. Puede ser escribirlo en un diario. Quizás puedes marcar un recordatorio en el celular, crear un ritual personal, ya sea en la mañana o en la noche. El registrar el lado positivo de la vida ayuda a monitorear tus pensamientos, replantearlos y descubrir bendiciones nunca antes vistas, además al registrarlo, puedes checar tu progreso.
End

Todos estamos constantemente creciendo, alcanzando ideales y desarrollándonos, Haz de tus pensamientos el lugar central de tu desarrollo y evolución personal.

 

Escrito por Monica Kerik